Crema de calabaza con calamaritos y almejas

En esta crema fusionamos las hortalizas y los furtos del mar. La calabaza, con su sabor dulce y su vistoso color naranja, aparece en forma de una crema aterciopelada, mucho mejor para los pequeños. El marisco, unas patitas de calamar y unas almejitas sin concha, muy cómodos de comer. El secreto y el toque original, el aroma de vainilla.

Receta original: Delicooks: Crema de calabaza con trompetas y calamar

Ingredientes: 500 gr. de calabaza, 200 ml. de leche, 1 rama de vainilla, 12 calamaritos, 12 almejas, 1 diente de ajo, Aceite de oliva, vino blanco

Preparación: Pelamos y troceamos la calabaza en trozos regulares, del mismo tamaño y reservamos. En una bandeja de horno disponemos la calabaza troceada junto a un chorrito de aceite de oliva, media ramita de vainilla y un buen vaso de agua; cubrimos la bandeja con papel de aluminio e introducimos en el horno a 190º durante aproximadamente media hora. Cuando esté tierna, colamos, retiramos la vainilla y trituramos la calabaza junto a un vaso de leche. Debemos obtener una crema lisa y homogénea, salpimentamos y reservamos a fuego muy lento.

En una sartén con un chorrito de aceite de oliva y el diente de ajo picado, salteamos durante 2 minutos los calamares bien limpios, cortados en trozos regulares.

En otra sartén con un poco de vino, abrimos al vapor las almejas.

En un plato sopero servimos la crema de calabaza, acompañamos con los calamares y las almejas sin concha.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *