Croquetas de jamón, caseras y no congeladas

Ingredientes

  • 200 gr. de jamón en picado o en virutas
  • 1 cebolleta
  • 30 gr. de mantequilla + un chorrito de aceite
  • 3 cucharadas de harina
  • 400 ml. de leche entra
  • 100 ml. de caldo de jamón o carne
  • aceite de oliva
  • pimienta
  • sal
  • harina
  • huevo y pan rallado

Cuando no hay cocido también podemos comer croquetas. Podemos hacerlas de muchos ingredientes y una de las más tradicionales en la cocina española son las de jamón serrano. Es recomendable añadir el jamón muy picadito para que aporte más sabor a las croquetas y se tomen de una manera más cómoda, sin tener que hincar demasiado el diente.

Preparación: 1. Picamos la cebolleta muy menuda y la rehogamos en una sartén antiadherente y honda con la mantequilla y un chorrito de aceite hasta que esté bien tierna.

2. Añadimos el jamón, removemos un poco y agregamos la harina. Rehogamos un poco la harina para eliminarle su sabor a crudo y con el fin de integrarla en el sofrito de cebolla y jamón. Enseguida le agregamos el caldo y la leche.

3. Cocinamos la masa a fuego lento mientras la removemos hasta que esté cremosa y sin grumos. Cuando se despegue de la sartén, es que está lista.

4. La trasladamos a una fuente engrasada y la dejamos enfriar totalmente a temperatura ambiente. Luego, podemos pasarla al frigorífico antes de formar las croquetas.

5. Hacemos las croquetas y las rebozamos, por este orden, en harina, huevo y pan rallado.

6. Las freímos en aceite a fuego moderado hasta que estén bien doradas.

Otra opción: Congelar las croquetas una vez empanadas. Después, freírlas tal cual, sin descongelar. Te ahorrará el tener que hacer la masa cada vez que te apetezca comer croquetas caseras.

Imagen: Macrecetas

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *