Croquetas de pollo.

¿Croquetas de pollo, de jamón, de pescado…? El secreto, como todo en la vida, está en el origen.

Las croquetas consisten en unas porciones de bechamel espesa que amalgama y da cuerpo a otros ingredientes como pueden ser marisco, pollo, jamón o bacalao, o cualquier otro pescado. Una vez enfriada la masa, se moldea y se reboza en huevo y pan rallado para freírse en abundante aceite. Recuerden: es muy importante que las moldeemos cuando la masa esté fría. Ya saben que la paciencia es una de las bases de la buena cocina.Entonces, vayamos por partes.

Comencemos por las croquetas de pollo.Me meto en la cocina con buena disposición, imprescindible para hacer croquetas.

Necesito, para cuatro personas:
1 kilo de pollo entero y limpio. 1 puerro. 1 cebolla. 1 zanahoria. 1 litro de leche 120 gramos de mantequilla 120 gramos de harina. Sal y nuez moscada.

Para rebozar y freír precisaré:3 huevos. 250 gramos de pan rallado. 100 gramos de harina. ½ litro de aceite de girasol.

He puesto a cocer en una cazuela durante una hora el pollo entero junto con las verduras cubierto todo ello con agua.Una vez cocido, he sacado el caldo (que lo reservo para hacer una sopita con las verduras cocidas pasadas por el pasapurés), y he desmenuzado la carne.

Haré la bechamel: Pongo la mantequilla en una cazuela para que se funda. Una vez líquida, añado la harina y dejo que se cocine esa harina en la mantequilla sin que coja color. He vertido la leche caliente a la mezcla, poco a poco, (recuerden, con paciencia) y lo he removido todo el tiempo. constantemente. La bechamel no es difícil pero aún así, en caso de dificultad, la batidora es siempre una gran aliada.He agregado el pollo desmenuzado, le he añadido un punto de sal y muy poquita nuez moscada. Atención: ni se te ocurra pasarte con la nuez moscada.He vertido esta masa en una fuente y la he dejado enfriar durante dos horas en el frigorífico.

Y ahora viene, en mi opinión, lo más trabajoso. Yo lo hago sentada. Una vez enfriada la masa, hago porciones con una cuchara y formo bolas ovaladas. La forma de las croquetas.Paso estas bolas por harina, luego por huevo batido y por último por el pan rallado.Las frío de pocas en pocas en una sartén con aceite muy caliente.Una vez fritas, dejo que escurran el aceite sobrante en un plato con papel absorbente.Si consigo que lleguen a la mesa, las sirvo con una ensalada simple: lechuga, tomate, cebolla, aceitunas verdes…En el hotel solemos hacer cantidades inmensas.

Es trabajoso, sobre todo cuando a una le duele la espalda. Pero ver cómo son devoradas proporciona una satisfacción inmensa. El tenderito me lo dice:- ¡Ay, Gertru, estas croquetas…!

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *