Crumble de albaricoques y frutos secos

El crumble tiene la ventaja de que es un postre que se prepara rápidamente y que se puede hacer con cualquier fruta. Harina, mantequilla y azúcar no suelen faltar en casa. Por ello, preparar un rico postre de crumble en cualquier momento. Mejor si lo hacemos con fruta de temporada, como es el caso de los albaricoques. Puedes hacerlo también con fresas, nísperos o cerezas.

Ingredientes: 16 albaricoques maduros, 175 gr. harina, 175 gr. de harina, 150+25 gr. de azúcar, 125 gr. de mantequilla, 2 cucharadas de zumo de fruta, 1 pizca de sal, 2 puñados de frutos secos picados

Preparación: Comenzamos lavando los nísperos y los partimos por la mitad para extraerle las semillas. Los disponemos en un molde engrasado con un poco de mantequilla y los espolvoreamos con un poco de azúcar (25 gr.) y el zumo de frutas.

Por otro lado mezclamos el resto del azúcar con la harina y los frutos secos y lo amasamos con la mantequilla cortada a trocitos pellizcando para que se integre un poco, pero no demasiado. Nos debe quedar una masa terrosa y no demasiado homogénea.

Extendemos la mezcla sobre la fruta y la cubrimos de manera uniforme. Horneamos aunos 175 grados durante unos 30 minutos hasta que la cobertura quede dorada y crujiente como si fuera un gratinado. Servimos templado.

Imagen: Natashakitchen

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *