Crumble de nísperos, ahora que es temporada


Me regalaron una cesta de nísperos e hice un crumble con ellos. ¿No has probado a hacer crumble todavía? Pues es una receta exquisita y sencilla, que hacemos en un periquete y con la que quedamos como los ángeles. Lee nuestras propuestas de esta receta (pincha aquí) y cuéntanos qué tal te han salido. Ideal para que los peques coman fruta , pero ¿Con qué fruta(s) lo has hecho tú?
Ingredientes (4 personas): unos 15-20 nísperos, 125 g de harina, 100 g de mantequilla, 100 g de azúcar blanco y un poco más, 50 g de azúcar moreno; natillas, crema inglesa, o helado de vainilla para acompañar.

Preparación: precalentamos el horno a 200º C. Mientras, mezclamos la harina, con el azúcar blanco. Añadimos la mantequilla fría cortada en daditos y mezclamos con las yemas de los dedos con rapidez para incorporar la harina, cogiendo cantidades pequeñas con las yemas de los dedos (las dos manos a la vez), y frotarlas entre sí como cuando se nos queda algo pegado. Nos ha de quedar como pan rallado grueso. Reservamos al frío.

Pelamos los nísperos, les retiramos el hueso, las cortamos por la mitad, y las ponemos en recipiente con un poco de azúcar blanco por encima. Cubrimos con la mezcla de harina y mantequilla que habíamos reservado y espolvoreamos con el azúcar moreno. Horneamos entre 20 y 30 minutos hasta que la masa haya dorado y el azúcar haya caramelizado ligeramente (siempre puedes darle un golpe de grill). Sirve en cuencos, bien caliente, acompañado de helado de vainilla, natillas, o crema inglesa.

Imagen: bbcgoodfood

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *