Cuscús con setas, pollo y frutos secos

En Recetín pretendemos que los niños vayan acostumbrándose a descubrir poco a poco los numerosos productos que existen en la cocina y que cotidianamente no estamos habituados a preparar. Si los invitamos a pasar a la cocina y les contamos de qué va ese alimento que estamos preparando, además de recibir una clase gastronómica, los niños aprenderán a valorar mejor la diversidad de alimentos que nos ofrece la naturaleza y los beneficios para su alimentación y salud.

Uno de esos productos es el cuscús. Se trata de un alimento a base de sémola de trigo, muy energético por tanto, y que por su forma de diminutas bolitas es muy vistoso para los niños. Aparte, su sabor es delicado y semejante al de la pasta o el arroz. Donde hay que acertar a la hora de preparar el cuscús a los niños es en los alimentos que lo acompañen. En esta receta hemos optado por unas deliciosas setas de temporada, pollo y los tan apreciados y nutritivos frutos secos.

Ingredientes:

1 tazón de cuscús
1 tazón de agua
1 pechuga de pollo a trocitos
1 zanahoria
1 cebollita
Un diente de ajo
150 gramos de setas
75 gramos de pasas
50 gramos de almendras
25 gramos de piñones (en esta ocasión no teníamos)
50 gramos de mantequilla (mejor sin sal) (no lo usamos)
3 diente de ajo
Curry, aceite y sal

Preparación:

Primeramente sofreímos en aceite la zanahoria y la cebolla en brunoise o daditos muy pequeños.

Apartamos y en el mismo aceite doramos los trocitos de pechuga con sal y pimienta y los reservamos.

Volvemos a añadir aceite en la sartén y ahora salteamos las setas picaditas con un poco de ajo picado y sal. Cuando estén casi hechas, salteamos junto a ellas las pasas y los frutos secos. Quitamos del fuego.

Para preparar el cuscús, hervimos el tazón de agua con un poco de sal y el curry en una sartén o cacerola plana. El curry tiene un sabor muy característico y puede ser que los niños lo hayan probado con pollo (es muy famoso el pollo al curry). Podemos atrevernos echando sólo un poquito para que su sabor no domine en el plato y los niños puedan decidir si les gusta o no. Una vez que hirva el agua, apartamos la olla del fuego y esparcemos el cuscús. Tapamos, y dejamos reposar unos cinco minutos. Éste es el secreto del cuscús, no cocerlo directamente al fuego sino dejarlo reposar con la misma medida de agua que de cuscús.

Pasados los cinco minutos, destapamos y soltamos el cuscús con un tenedor y un poco de mantequilla o aceite. Por último mezclamos con todos los ingredientes que habíamos salteado: las setas, las verduras, el pollo y los frutos secos.

Este cuscús podemos servirlo como plato único, ya que es muy equilibrado al contener carne, cereales y verdura, es decir hidratos, proteínas, vitaminas y minerales. Aparte, el cuscús llena un poco.

Vía: Abacería del Sur
Imagen: Javi Recetas

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *