Dentaduras de manzana, meriendas sonrientes

Hay muchas veces que cuesta que los niños se tomen la fruta, porque la ven aburrida. este es el caso de las manzanas. ¿Cómo hacer que los más peques se coman una rica manzana sin rechistar?
¡Tenemos el truco! Solo necesitarás una manzana, unas almendras peladas y mucha imaginación.

Parte la manzana en 4 cuartos, quitando el corazón de la misma. Y con cada cuarto, justo en el centro haremos una incisión, tal y como mostramos en la imagen, cortando así una pequeña cuña en la parte central de cada cuarto. Tras dejar ese hueco libre, solamente tendremos que colocar las almendras en forma de dientes y ¡¡Listo!!

Imagen: Familyfun

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *