Donuts (y sus agujeros) de calabaza

Ingredientes

  • 300 g de pulpa de calabaza
  • 15 g mantequilla blandita (a tª ambiente)
  • 60 ml leche templada
  • 2 g de levadura instantánea de panadería (ó 4 g levadura fresca)
  • 50 g azúcar blanco
  • 50 g azúcar moreno
  • sal
  • nuez moscada
  • 1/2 cdta. de azúcar vainillado
  • 1 huevo grande
  • 1 yema de huevo grande
  • 250 g harina de trigo
  • 120 grs. azúcar
  • 1/2 cdta. canela en polvo
  • 20 g. mantequilla derretida

¿Te has preguntado alguna qué hacen con la masa que le falta a los donuts en el centro? ¡Aquí está la respuesta! Agujeros de donut sí…. Y más recetas otoñales con  maravillas de la naturaleza como la calabaza. Van al horno, así que reducimos el contenido graso. Puedes cubrirlos con azúcar (y canela) o hacerles el glaseado que te propongo, que es genial.  Seguro que te salen divinos.

Preparación: cocemos la calabaza en agua, o bien la liamos en papel de alumnio y la ponemos al horno (moderado) hasta que esté blanda.  Sacamos la pulpa con ayuda de una cuchara por ejemplo. Aplastastamos con un tenedor y reservamos.

En un cuenco vertemos la leche templada con la levadura y dejamos reposar 5 minutos para que los fermentos se activen. Removemos la leche con la levadura, y entonces añadimos los dos tipos de azúcar, la sal, la vainilla y la nuez moscada (puedes añadir también un poco de mezcla de 4 especias, la que lleva clavo, jengibre, nuez moscada y canela). Batimos hasta que quede bien incorporado; agregamos la calabaza, la mantequilla y el huevo entero más la yema. Incorporamos poco a poco poco a poco la harina hasta que admita hasta conseguir una masa elástica y homogénea (puede que no necesitemos toda la harina). Formamos una bola y dejamos reposar tapado con un trapo húmedo dos horas (no sube mucho).

Amasamos a mano para quitar el aire y con el rodillo estiramos hasta obtener rectángulo de 20 cm de ancho x 1,5 cm de ancho. Hacemos círculos en la masa con un aro o el filo de un vaso de unos 10 cm de diámetro. Con otro aro más pequeño (3 cm.) hacemos el agujero interior. La masa del agujero la trabajamos en forma de bola (¡aquí están los agujeros!). Colocamos los donuts y los agujeros en una bandeja forrada con papel sulfurizado (de horno) o un en una lámina de silicona, los cubrimos con papel transparente y los dejamos reposar 3 horas.

Transcurrido el tiempo de reposo, los hornearmos en horno precalentado a 200º C durante 10 minutos o hasta que doren. Mientras se hornean, elaboramos el glaseado mezclando el azúcar y la canela en un cuenco. Pintamos los donuts con la mantequilla en cuanto salgan del horno, en caliente y espolvorear el azúcar por encima. Pásalos a una rejilla hasta que acaben de enfriarse. También puedes espolvorearlos con azúcar glas y canela si no quieres complicarte con el glaseado.

Imagen: pinchmysalt

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

3 comentarios

  1.   María Delia Gopar dijo

    Me gusta esto

  2.   IsaPerezLuque dijo

    Hola,

    tengo dos dudas;

    – Cuando indica que tenemos que batir: con varillas?

    – La harina de trigo es harina de repostería o de fuerza?

    A mi no me ha salido una masa elástica,sino más bien pegajosa, que necesitaba más harina de la normal (yo le eché de repostería) y que al final he tenido que tirar, porque no había forma de hacer una bola.

    Gracias,

    Saludos

    Isa

    1.    Vicente Chacón dijo

      Estimada Isa:

      Siento que hayas tenido que tirar la masa, no sé por qué te ha salido mal. Acabo de repasar las medidias y son esas. Yo los hice este sábado y han salido bien (al menos eso dicen quienes se los comieron). Lo de batir… con varillas está bien, no creo que eso influya en nada (yo lo hice con un tenedor). Sólo tienen que quedar incoporados los ingresientes.

      La harina es harina normal de trigo, no la de repostería (siempre lo indico si es de repostería). Alguna vez lo he hecho con harina de fuerza, pero porque tenía, pero no influye en este caso. Cuando queda pegajosa, con añadir más hasta poder trabajarla lo he solucionado. En fin, a veces la cocina es así, aunque ya lo siento que no te haya salido.

      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *