Dorada a la sal, Navidad baja en calorías

Ingredientes

  • 1-2 doradas
  • 1 y 1/2 o 2 kilos de sal gorda especial para hornear
  • agua

Con todo su sabor, jugosa, sana y ligera, sin grasas, fácil de preparar, económica… ¿Qué mas podemos pedirle a una dorada a la sal? El pescado no sale salado si lo preparamos bien antes de hornearlo. La dorada se hace en sus propios jugos, con un vapor concentrado gracias a la hermética capa de sal que la encierra.

Preparación:

1. Cubrimos una bandeja de horno con papel antiadherente y ponemos un lecho de sal gruesa.

2. Ponemos encima de la sal las doradas limpias de escamas, secas y separadas entre sí. A lo sumo, podemos pedir al pescadero que nos elimine la cabeza y las vísceras, aunque esto disminuye el sabor del pescado y da pie a que le entren algunos granos de sal por las aberturas.

3. Cubrimos las doradas por completo con una capa gruesa de sal. Mientras vertemos la sal, podemos ir regándola con agua usando un pulverizador. Esto nos permitirá que la sal quede más compacta y no se resquebraje durante el horneado, permitiendo una mejor cocción de la dorada.

4. Cocinamos las doradas en el horno precalentado a 200 grados durante unos 30 o 40 minutos, según su tamaño. La capa de sal se habrá dorado y resquebrajado ligeramente. La rompemos, retiramos las doradas de la bandeja, les retiramos los granos de sal y la servimos en los platos enteras o en lomos limpios de piel y espinas.

Imagen: Mary505

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *