Dulce de leche

Se disuelve el azucar y la vainilla en la leche y se pone a cocer a fuego muy bajito, removiendo muy seguido con cuchara de palo. Se va reduciendo, espesando y tomando color marrón. Cuando tenga una consistencia espesa pero no demasiado (como una bechamel clara) se apaga el fuego y se agrega la pizca de bicarbonato. Al enfriarse se espesará más, si llega a cristalizar el azucar es porque lo hemos cocido demasiado

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *