El menú negro

Si el color negro puede parecer un poco triste para la vista, no lo será lo mismo ni el paladar ni para el estómago del pequeño comensal. Con el negro de las aceitunas, el de la tinta del calamar y el de regaliz los niños se pueden poner las botas con este menú.

Para abrir boca vamos a preparar unas tostas de tapenade, una especie de paté de aceitunas negras. Como segundo, un arroz negro con calamaritos y su tinta. De postre, unos creps con sirope de regaliz.

El tapenade lo hacemos triturando las aceitunas negras con un buen chorro de aceite de oliva. Podemos aliñar con un poco de orégano. Si a los niños les gustan, el tapenade queda delicioso con unas cuantas anchoas también trituradas. Servimos el tapenade con unas rebanadas de pan tostado.

El arroz negro es también una receta fácil. Comenzamos sofriendo una cebolla, añadimos a continuación los calamaritos en anillas, sal, pimienta y un poco de pimentón. Enseguida añadimos dos puñaditos de arroz por persona y rehogamos unos minutos. Después le echamos el doble de caldo que de arroz, le agregamos dos bolsitas de tinta de calamar congelada y vamos removiendo de vez en cuando mientras cuece el arroz durante unos 18 minutos.

Para terminar haremos unos crepes básicos que bañaremos con sirope de regaliz. Para hacer este topping hacemos primero un almíbar espeso con agua y azúcar. Mientras está hirviendo, añadimos pastillas o palitos de regaliz según la intensidad de color y sabor que deseemos y movemos hasta que se disuelva.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *