Empanadillas picosas de conejo y manzana


Las ventajas de la carne de conejo son muchas, y puede usarse en infinidad de guisos. Sin embargo, rara vez la usamos como relleno de hojaldres y masas, quizá por lo engorroso de deshuesar las piezas. Con un buen cuchillo afilado o con una puntilla, la tarea no es tan tediosa y tus comensales te lo agradecerán. Y si no tienes paciencia para ello, siempre está la carne picada de cerdo, ternera, pollo o pavo del mercado, que vale igualmente. Como son picantes, si las van a comer niños, mejor evitamos añadir el pique.
Ingredientes: 12-14 obleas de empanadillas grandes, 400 g de carne de conejo (peso de la carne ya limpia), 150 g de queso manchego semicurado, 1 cebolla, 1 manzana, ½ vaso de tomate frito casero, 1 huevo, 1 guindilla, ½ cucharada de salsa picante (tipo Luisiana), orégano seco, pimienta, sal, aceite de oliva.

Preparación: empezamos picando la cebolla menuda y la pochamos en una sartén con un chorrito de aceite junto con la guindilla. Cuando esté tranparente, pelamos y picamos la manzana y la añadimos al sofrito hasta que todo esté dorado.

Retiramos la guindilla y escurrimos el exceso de aceite y líquido. Añadimos la salsa de tomate y la salsa picante (o salsa Luisiana); aderezamos con orégano y sal. Sacamos a un cuenco y reservamos.

Picamos y salpimentamos la carne y la ponemos en cuenco. Mezclamos todo bien con un tenedor y dejamos templar. Rellenamos las obleas, las cerramos, y las untamos con huevo batido. Las horneamos a 200º C durante 15 minutos. Pasado este tiempo, rallamos el queso por encima y gratinamos en el horno durante 2 minutos.

Imagen: ivillage

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *