Emparedados de berenjena con queso y palometa ahumada


Con berenjenas incluye Recetín numerosas elaboraciones y por mérito propio del fruto. Esta versátil habitante de la huerta se puede degustar frita, gratinada, rebozada, en exóticas elaboraciones como el BABAGNOUSH, como parte de ALBÓNDIGAS, HAMBURGUESAS… En este caso hacemos unos ricos emparedados de palometa y queso con el toque especial de la albahaca. ¿No tienes palometa? Usa salmón o bacalao ahumado, incluso jamón serrano ¡combinan con todo!
Ingredientes (4 personas): 2 berenjenas grandes, 200 de palometa ahumada, 200 de queso, huevo batido, harina para rebozar, agua, aceite de oliva virgen extra, sal, hojas de albahaca.

Elaboración: cortamos las berenjenas limpias en rodajas de un centímetro de grosor más o menos. Las espolvoreamos con sal y las dejamos reposar madia hora para que suden. Transcurrido el tiempo, quitamos el agua y las secamos con papel. Acto seguido, las hacemos a la plancha con un chorrito de aceite, pero muy ligeramente.

Cortamos la palometa y el queso del mismo tamaño que las berenjenas. Ponemos sobre cada trozo de berenjena, un trozo de queso, otro de salmón, unas hojas de albahaca y cubrimos con otro trozo de berenjena. Las pasamos por harina y huevo y las freímos en una sartén con aceite.

Servimos los emparedados con salsa de tomate casera. Calientes están riquísimos, pero incluso fríos al día siguiente en un bocata de pan calentito son una delicia.

Imagen: nightowlchef.wordpress

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *