Empiñonadas, dulces bolitas de piñones

Los piñones son las semillas de las piñas de los pinos piñonero, esas que tanto gustan a las ardillas. Este fruto seco tiene una altísima concentración en nutrientes como las proteínas e hidratos de carbono, el calcio, magnesio y hierro. Como todos los frutos secos, se pueden comer crudos o tostados. Su conservación es aproximadamente de un año si está en un recipiente hermético y en un lugar fresco y seco, alejados del calor y de la humedad.

En la cocina son usados tanto en platos salados como dulces. Están muy ricos con la espinacas acompañados de pasas y también tienen cabida en guarniciones y salsas para carnes y pescados junto a otros frutos secos. En postres y pasteles se pueden combinar con cremas como la nata, los helados, el chocolate o los tocino de cielo.

Ahora en Navidad, el dulce estrella de piñones son las empiñonadas. Es una receta muy parecida a la de los panellets catalanes que se toman en el día de Todos los Santos. Las empiñonadas se componen de una especie de mazapán con yema de huevo que se recubre con piñones. Como hemos visto que los piñones son muy nutritivos, ¿por qué no dar a los niños estas Navidades alguna que otra empiñonada?

Ingredientes: 250 gramos de almendra molida, 250 gramos de azúcar glas, 50 gramos de piñones, 1 yema de huevo, ralladura de limón y canela.

Preparación:

Mientras se calienta el horno a temperatura media, mezclamos en un bol todos los ingredientes excepto los piñones y hacemos una masa compacta. Con ella, hacemos bolitas y las rebozamos en piñones. Las ponemos en una bandeja con papel engrasado antiadherente y las metemos en el horno durante unos diez o quince minutos.
Una vez frías podemos darles brillo con un poco de caramelo ligero o un almíbar espeso.

Imagen: Estherpunti

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

2 comentarios

  1.   Margaret dijo

    La receta no esta completa. Una yema de huevo no es suficiente con tantos ingredientes secos. Me hubiera encantado probar estas bolitas pero no han resultado bien.

    1.    Mayra Fernández Joglar dijo

      Hola Margaret:
      En realidad las empiñonadas son sencillas de hacer pero todo tiene su truco. En mi casa, por ejemplo, el huevo no se utiliza en el masa, sólo se usa para darle brillo.

      El truco está en conocer un poco el punto exacto de la masa. Lo único que tienes que hacer es triturar y mezclar los ingredientes. Después coge una pequeña porción, si se maneja bien ya puedes hacer bolitas con el resto.

      Si se desmiga y no puedes “bolear” esa porción de prueba, puedes añadir una cucharada de agua a la masa para que terminen de pegarse los ingredientes. También puedes añadir un poco de patata o boniato cocido, así te resultará más fácil aún.

      Besos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *