Ensalada de cuscús con garbanzos y arándanos deshidratados


El cuscús pre-cocido es muy fácil de preparar siempre que respetemos lo que el fabricante nos dice. Lo normal es usar el mismo volumen de líquido hirviendo (agua con sal o caldo ) que pesa el cuscús. Algunas marcas indican que se use aceite o mantequilla. Esta receta es una especie de TABULÉ, sólo que además incorpora garbanzos hervidos y arándanos deshidratados, amén de yerbabuena y, si eres amante del particular sabor del cilantro fresco, un poco de éste.

Ingredientes (4 personas): 250 g de cuscús pre-cocido, 250 ml de agua o caldo de verduras, 1 bote de garbanzos hervidos, 1 pimiento rojo, 2 cebolletas, 1 chalota, 100 g de arándanos deshidratados (o pasas sin pepitas en su defecto), 3 cucharaditas de Ras al Hanut (mezcla de especias marroquí) o curry en su defecto, aceite de oliva virgen extra, sal, vinagre de vino blanco, yerbabuena picada y/o cilantro picado.

Preparación: hacemos primero el cuscús con el agua o el caldo siguiendo las directrices del fabricante. Separamos los granos con un tenedor y lo ponemos una ensaladera grande.

Picamos en cuadraditos el pimiento, picamos fina las cebolletas y la chalota y añadimos al cuscús. Mezclamos bien. Añadimos los arándanos deshidratados (podemos ponerlos en agua templada media hora antes para que hidraten, pero no es necesario). Lavamos los garbanzos en un colador, los escurrimos bien y ponemos también en la ensaladera.

Añadimos las hierbas picadas, sazonamos con sal y con las especias marroquíes y movemos. Aliñamos con aceite generosamente y con vinagre. Removemos de nuevo y dejamos reposar en la nevera al menos 2 horas antes de consumirlo (mejor hacerlo la víspera).

Imagen: leelacyd

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *