Ensalada fresca de fresas y espinacas con un toque crujiente


¿Qué tal una ensalada con fresas ahora que irrumpen en los mercados con esa buena pinta? Pues las combinaremos con hojas de espinaca fresca, una combinación muy especial. La vinagreta es diferente también porque tiene un toque crujiente por llevar sésamo y semillas de amapola. ¿Qué otro ingrediente le pondríamos a esta magnífica ensalada?

Ingredientes: 1 bolsa de hojas de espinaca frescas, 500 g de de fresas en rodajas, 200 g de almendras laminadas tostadas. Aderezo: 2 cucharadas de azúcar, 1 cucharada de cebolla morada o blanca finamente picada, 1 cucharadita de semillas de sésamo 1 cucharadita de semillas de amapola, 1/4 cucharadita de pimentón, 1/8 cucharadita de salsa inglesa (un par de toquecitos del bote), 1/4 taza de aceite vegetal, 2 cucharadas de vinagre de sidra o manzana, sal y pimienta al gusto.*

Preparación: tostar las almendras en una sartén pequeña a fuego medio durante un par de minutos para dorarlas y realzar el sabor.
En una ensaladera, mezclamos las espinacas, las fresas y las almendras. Colocamos los ingredientes del aderezo en la licuadora/batidora hasta que todo quede incorporado. La salsa puede hacerse con antelación y guardarse en el frigo. Vertemos sobre la ensalada justo antes de servir y mezclar. Servimos inmediatamente.

* podemos versionar la ensalada, añadiendo un poco de pollo a la plancha en rodajas.

Imagen y adaptación: thegirlwhoateeverything

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *