Ensalada marroquí de tomates confitados con canela y agua de azahar


Un exótico plato marroquí de tomates confitados con canela, que se degusta frío o tibio. Como particularidad, además, se elabora con agua de azahar, lo que le confiere un aroma sin igual. Puede conservarse en la nevera durante 2-3 días.
Ingredientes: 1 kg de tomates, 5 ó 6 ramas de canela, 500 g de azúcar moreno, 1/2 vaso de agua de azahar, un chorro de aceite de cacahuete, unas hebras de azafrán, una pizca de colorante alimentario amarillo, sal.

Preparación: eliminamos el tallo de los tomates y hacemos una incisión en forma de cruz en la base con un cuchillo. Calentamos agua en una olla y cuando esté hirviendo, escaldamos los tomates. Cuando la piel se levante, los retiramos con una espumadera. Los refrescamos enseguida en un recipiente de agua con hielo. Pelamos los tomates quitándoles toda la piel que saldrá fácilmente.

Cortamos los tomates por la mitad y les quitamos las pepitas. En una bandeja de horno, disponemos los tomates con el corte hacia arriba. Espolvoreamos con el azafrán, el colorante, sal y las ramas de canela. Espolvoreamos también con el azúcar, regamos con un generoso chorro de agua de azahar, y de aceite de cacahuete. Cubrimos con papel de aluminio y los confitamos a 150 º C durante 45 minutos. Los servimos tibios o fríos.

Imagen: jeroxie

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *