Ensaladas templadas: un gran primero para Navidades

Normalmente asociamos una ensalada a un plato de verduras y hortalizas crudas y aliñadas que sirven para refrescarnos en épocas calurosas. Comer ensaladas nos asegura un aporte total de las vitaminas y minerales que contienen las verduras y hortalizas ya que éstas no están cocinadas.

Pero ni mucho menos pensemos que nos vamos a quedar sin esos beneficios de las ensaladas en las estaciones más frescas del año. Es más, en estas fiestas próximas una señora ensalada acompañada de alimentos cocinados que templen su temperatura y la hagan más apta para las temperaturas de la época es un acierto seguro ya que se trata de un plato equilibrado, sano y sofisticado que nos permitirá hacer estómago para el resto del menú.

A la hora de preparar una ensalada tibia o templada tendremos que combinar ingredientes crudos como diversas hojas verdes como lechugas variadas, cogollos, endibias, espinacas frescas, canónigos, berros o rúcula. Seguiremos enriqueciendo la ensalada con hortalizas como el tomate, cebolla, zanahoria, pepino, pimientos, rábanos, remolacha, patatas, brócoli, etc. Tratándose ya de hortalizas podemos cocinar algunas de ellas hervidas, salteadas o en tempura para dar ese toque templado que buscamos. La ensalada se vuelve suculenta al máximo si añadimos carnes, pescados, mariscos, arroz, legumbres o pasta cocinados.

Carnes magras como las aves a la plancha o el solomillo de cerdo sientan muy bien a una ensalada templada, igual que los pescados consistentes como los azules (atún, caballa…) o los de roca (salmón, cabracho…). Los mariscos y las angulas nos permitirán obtener una ensalada tibia exquisita si los servimos salteados o al vapor. Sustanciosas serán también las ensaladas con arroces y pastas, que admiten diversos tipos de salsas como las de queso o la salsa rosa.

Y ya de paso que no se nos olvide, una buena vinagreta es a la ensalada lo que la guinda al pastel. Tenemos que prepararla teniendo en cuenta los ingredientes que hemos escogido para hacer la ensalada. Las vinagretas templadas también son posibles. Generalmente se basan en sofritos de verduras muy picaditas como la cebolla y el tomate o en salteados de ajo y otras especias como el pimentón.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *