Caracoles de mermelada y nueces: meriendas sencillas y caseras


Sencilla merienda de estas que se hacen en un voleo pero que quedan súper bien. Una vez más, hacemos una gran receta con una simple lámina de hojaldre que tanto juego nos da. Podemos usar la mermelada que más nos guste incluso sustituirla por crema de cacao (tipo nutella o nocilla).
Ingredientes: un placa de hojaldre fresca o congelada (pero habrá de estar descongelada cuando la usemos), 250-300 g de mermelada (yo puse de cereza), 150 g de nueces picadas, huevo para pintar, harina para espolvorear.

Preparación: precalentamos el horno a 200º C. Extendemos sobre la superficie de trabajo espolvoreada con harina la masa de hojaldre y la untamos con la mermelada. Espolvoreamos las nueves picadas por toda la superficie, repartiendo bien.

Enrollamos la masa empezando por la parte más larga e intentando hacer un poco de presión para que quede prieto. Pintamos la superficie con huevo batido y cortamos rodajas como de dos dedos de anchas.

Colocamos los rollitos sobre la placa de horno forrada con papel o lámina de silicona y horneamos entre 15-20 minutos hasta que doren. Servimos templados y acompañados, si queremos, con un poco de nata montada o helado de vainilla.

Imagen: cookingbooks

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *