Falsa ensaladilla rusa de patatas y guisantes

Falsa, sí, porque no lleva mayonesa esta ensaladilla. Queremos conseguir una salsa más ligera y fresca para acompañar patatas y guisantes. Podemos usar yogur cremoso o queso blanco y especias como la menta o la hierbabuena, que ligan muy bien con los guisantes. Esta ensaladilla puede servir tanto para acompañar carne y pescado a la plancha, como para primer plato o incluso para relleno de volovanes y tartaletas.

Ingredientes: 200 gr. de guisantes congelados, 500 gr. de patatas ya peladas, 1 cebolla, 200 gr. de yogur griego sin azúcar, una cucharada de miel, menta fresca, pimienta, copos de cebolla crujiente, sal, caldo de pollo

Preparación: Hervimos por separado las patatas troceaditas y los guisantes en caldo de pollo para que les aporte más sabor que el agua salada. Cuando estén tiernos, pero no demasiado, los escurrimos y los dejamos enfriar.

Mientras tanto rehogamos la cebolla muy picadita hasta que se dore bien. Después la batimos junto con el yogur, un poco de sal y pimienta y la miel. A esta salsa le añadimos un poco de menta picada.

Presentamos la ensaladilla ligando las verduras con la salsa y espolvoreando con un poco de cebolla crujiente.

Imagen: Cgharris

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *