Financiers de frambuesa

Estos ricos pastelitos de almendra y clara de huevo son de origen francés. La etimología de la palabra es incierta, y hay varias teorías. Una es que originalmente fueron pequeños pasteles ovalados preparados por las Hermanas de la Orden de la Visitación, de ahí que en muchos lugares se conocieran como “visitandines”. Posteriormente se les dio forma de lingote, como los que se guardaban en las cajas fuertes de los bancos para transacciones financieras, cambiando el nombre a “financiers”; o bien, y lo que parece ser más lógico, porque los consumidores más normales eran los financieros de la bolsa de París, que los compraban en pastelerías aledañas. Sea como fuere y les llamemos como les llamemos, son exquisitos. Si no tienes frambuesas, usa otra fruta tipo fresa, mora, guinda, cereza o similar.

Tiempo de preparación: 25 min

Tiempo de cocción: 15 min

Ingredientes:

170 g de mantequilla

150 g de almendra molida

250 g de azúcar glas

50 g harina

5 claras de huevo

una pizca de sal

Un poco de mantequilla más para engrasar los moldes

Alrededor de 40 frambuesas

Preparación:

Precalentar el horno a 200°C. Derrite la mantequilla en una sartén y a fuego medio-alto. Estará lista cuando los sólidos de leche que se han asentado en el fondo, y adquieran un tono tostado y un aroma a nuez. Cuidado con que no se queme; después filtra la mantequilla por un colador muy fino o tamiz.

En un cuenco amplio, mezcla el azúcar, la harina y la almendra molida. Por otro lado, bate las claras con una pizca de sal hasta que estén a punto de nieve. A continuación, agregar todos los ingredientes secos en 2-3 veces. Removemos hasta que queden incorporados todos los ingredientes. Seguidamente, vierte lentamente la mantequilla derretida y tibia, removiendo todo el tiempo. No añadas toda la mantequilla a la vez, sino en dos veces. Remueve de nuevo para asegurarte de que todo esté bien mezclado. Incorpora las claras y mezcla con movimientos envolventes para mantener el aire.

Engrasa generosamente el molde que vayas a utilizar (un molde múltiple de mini-magdalenas o normal) con mantequilla. Con un molde para mini-magdalenas saldrán unas 40, con moldes normales, unas 18-20. Con una cuchara, llena los moldes hasta 3/4 de suc apacidad con la mezcla.

Pon con cuidado una frambuesa por pastelito en el centro de la masa. Horneamos durante 10-15 minutos. Deja que se enfríen, luego desmolda con cuidado usando, la punta del cuchillo si es necesario.

imagen: gourmantineblog

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *