Flamenquín, delicioso rollito frito de carne y jamón

El flamenquín es una receta típica de la provincia de Córdoba, que según parece, recibió ese nombre por el color dorado de su empanado, igual que el de los rubios flamencos que acompañaban al emperador Carlos V.

El flamenquín consiste en un rollo de carne, generalmente de cerdo, relleno de jamón serrano y rebozado en pan rallado y huevo. Se suele acompañar de patatas fritas, ensalada y mahonesa. Hoy día se ha extendido la receta en numerosos bares y tabernas que han veniso introduciendo variantes tanto en la carne empleada (pollo, ternera, jamón de york, e incluso pescado) como en el relleno (queso, carne picada, huevo duro, pimiento rojo, gambas)

Sin duda un flamenquín tierno, finito y bien frito y doradito es del gusto de cualquier niño.

Ingredientes: 4 filetes de lomo de cerdo cortados a lo largo y finos, 200 gramos de lonchas de jamón serrano, huevos, pan rallado, aceite de oliva y sal.

Preparación: De una tira de lomo de cerdo de unos 20 cm de longitud, cortarmos a lo largo cuatro filetes finos. No deben ser muy gruesos para que nos permitan enrollarlos bien y que al freírlos se hagan bien por dentro. Aplastamos los filetes para ensancharlos y añadimos un poco de sal a los filetes.
Colocamos las tiras de jamón serrano en medio cada filete a lo largo y con cuidado lo enrollamos sobre el jamón, formando un cilindro alargado. Pasamos el flamenquín por el huevo y lo empanamos. Freímos el flamenquín a temperatura moderada hasta que esté dorado.

Imagen: Embrujocordobes

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *