Fresas marinadas, sabrosas y almibaradas

Las fresas maceradas, es decir, aliñadas y reposadas junto a azúcar y otros ingredientes como especias, licores o zumos, se convierten en una fruta muy sabrosa y jugosa, ya que adquieren gracias al azúcar una textura melosa y un brillo que las hacen ganar en atractivo.

Las nuevas experimentaciones en cocina han combinado las fresas con sal, pimienta, especias exóticas, vinos y vinagres. Nosotros, nos conformamos con dar a los niños fresas marinadas en azúcar, caramelo, zumos, ralladuras de cítricos, especias como la canela, la vainilla y el jengibre o hierbas como la menta.

Con partirlas a láminas, en rodajas o a cuartos y mantenerlas refrigeradas una media hora, el jugo de las fresas junto al azúcar crean un almíbar rojizo y dulce que bien puede servir para decorar el postre o dar sabor a yogures, quesos, pasteles y helados.

Ya os daremos alguna receta con las fresas marinadas, ¿has probado tú alguna?

Imagen: Margot

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *