Frutas de invierno (V): Kumquat y limonquat, los cítricos enanos

El kumquat y el limonquat son los frutos más pequeños de entre los cítricos y los únicos cuya cáscara es comestible. Son frutos originarios del Asia oriental que se cultivan principalmente en Japón y China, aunque en España también encontramos algunas plantaciones.

Aunque el kumquat y el limonquat están disponibles todo el año en los mercados, la mejor época para comprarlos tanto por su calidad como por su precio don los meses de noviembre a febrero.

Estos cítricos enanos tienen una forma ovoide y su pulpa está dividida en unos gajos casi imperceptibles con algunas pepitas. La piel del kumquat y el limonquat es lisa, tierna y brillante, de hecho hemos dicho que se come. La del kumquat es naranja, mientras que la del limonquat es amarilla. Ambas frutas tienen una piel de sabor dulce acidulado y el de la pulpa ligeramente amargo, por lo que son muy aromático y fácil de comer.

Los podemos encontrar en el mercado sueltos o unidos a su rama y con algunas de sus pequeñas hojas verdosas. Debemos elegir las piezas firmes, sin manchas ni golpes y con la piel brillante. Los kumquats y los limonquats se deterioran con gran facilidad debido a su piel fina, flexible y tierna. Fuera de la nevera se conservan durante casi una semana.

Al ser ricos en azúcares, tienen un valor energético algo más elevado que otros cítricos. En ellos abunda la vitamina C, el ácido fólico y minerales como el potasio, el magnesio y el calcio. Así mismo, son ricos en otras sustancias llamadas carotenoides, responsables de su color característico, conocidos por sus propiedades antioxidantes y de su sabor, como los ácidos málico, oxálico, tartárico y cítrico, que a su vez potencia la acción de la vitamina C. Estas fruta poseen también cantidades importantes de fibra.

Vía: Consumer
Imagen: Foodblogga

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *