Garbanzos fritos, no dejarás de picar

Todos los aperitivos no son insanos, ni están llenos de grasas, ni de sal, ni engordan. Probad a sustituir las típicas patatas fritas de bolsa, las bolitas de queso o los ganchitos por un aperitivo tan fácil y rápido como el que os proponemos, los gabanzos fritos. Son crujientes, más blandos y sabrosos que los garbanzos tostados y mucho más sanos que cualquier otro aperitivo de bolsa.

Con esta receta, los niños dejarán de asociar los garbanzos al temido cocido, que aunque está delicioso hay niños muy delicaditos, y podrán tomar esta nutritiva legumbre de una manera divertida.

Ingredientes: Garbanzos, aceite, agua y sal

Preparación: Una vez cocidos los garbanzos en agua con sal, los escurrimos bien y los freímos en abundante aceite. Los escurrimos sobre servilletas y los aderezamos con especias como el pimentón picante, la pimienta, un poco de cebolla en polvo, curry, comino, etc…

Imagen: Buttalapasta

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Un comentario

  1.   Nuria Sáiz dijo

    Esta receta está estupenda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *