Guacamole de guisantes, igual de verde

O no tenemos aguacates, o a los niños no les gustan o queremos hacer menos calórico el guacamole. Son varias razones que no deben impedirnos disfrutar de una salsa casi idéntica al guacamole. El aspecto del guacamole de guisantes es el mismo, verdoso y cremoso, sin embargo su sabor es mas dulzón y fresco.

No dudes en engañar un poco a los niños poniéndoles por delante un plato de nachos para mojen y a ver si se percatan de que este falso guacamole no es de aguacate. También puedes ponerlos a prueba jugando a que adivinen de qué está hecho el guacamole.

Ingredientes: 300 gr. de guisantes frescos o congelados (son más sabrosos que los de conserva), 2 cucharadas de pan o queso rallado, 1 diente de ajo, 2 cucharadas de menta picada, 1 limón o lima, 1 pizca de pimentón picante, aceite, pimienta y sal

Preparacion: Cocemos los guisantes en agua hirviendo con sal hasta que esten al dente. Una vez escurridos y refrescados los guisantes, los trituramos junto con el pan o queso, la menta, el zumo de limón, el ajo, el pimentón y una pizca de sal y pimienta. Ahora vamos añadiendo hilos de aceite de oliva poco a poco y vamos removiendo hasta que nos quede una crema espesa similar al guacamole. Ya sólo nos queda dejarlo reposar en la nevera durante al menos una hora.

Imagen: Viatoledo

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *