Hamburguesas de arroz y pollo con salsa de cebolla confitada

Ingredientes

  • Para unos 8-10 hamburguesas
  • Un litro de leche desnatada
  • 500 ml de caldo de pollo
  • Media taza de arroz
  • Media taza de queso rallado
  • Una taza de pollo hervido y picado
  • 3 huevos
  • Perejil picado
  • Para la salsa de cebolla confitada
  • 2 cebollas medianas
  • 3 cucharadas pequeñas de azúcar moreno
  • Un buen chorro de vinagre de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra

¿Qué puedes hacer con un buen tazón de arroz hervido y pollo? Hoy tenemos preparadas unas hamburguesas de arroz y pollo que son perfectas para cualquier comida, y vienen con una salsa de lo más especial. De cebollas confitadas que les dará un toque dulzón delicioso.

Pon en una cacerola la leche a hervir y el caldo de pollo. Deja que hierva todo, y añade el perejil picado. Añade el arroz y deja que todo cueza hasta que el arroz esté en su punto. En ese momento, retira del fuego. Añade el queso rallado, el pollo cocido y picado, y las tres yemas de huevo.

Mezcla todo hasta que quede uniforme y todos los ingredientes estén bien integrados. Bate las claras de los huevos a punto de nieve, y añádelas a la mezcla. Prepara una bandeja de horno y pon sobre ella, papel para hornear.

Con la ayuda de tus manos, haz pequeñas bolitas y después aplástalas ligeramente a modo de hamburguesas. Espolvorea sobre cada una de ellas queso rallado, y hornea unos 10 minutos a 180 grados hasta que se doren.

Mientras hacemos las hamburguesas en el horno, preparamos la salsa de cebolla confitada.

Pelamos las cebollas y las cortamos en juliana. En una sartén ponemos un chorrito de aceite de oliva virgen extra, y ponemos a calentar a fuego medio durante unos 6-8 minutos, sin parar de remover la cebolla. Pasado ese tiempo y con la cebolla ya pochada, eliminamos el aceite sobrante, y en la misma sartén con la cebolla, añadimos las 3 cucharadas de azúcar moreno, y la mantenemos a fuego lento sin dejar de remover durante unos 15 minutos.

Pasado este tiempo, añadimos el vinagre de vino blanco, y lo dejamos todo haciendo a fuego lento 5 minutos más, hasta que se evapore, sin dejar de remover. Pasados estos 5 minutos, tendremos lista nuestra cebolla confitada.

Sacamos las hamburguesas del horno, y las servimos con un poco de salsa de cebolla confitada por encima. ¡Quedan riquísimas!

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *