Haz tu propia calabaza de Halloween

Ya hemos elaborado recetas para la noche de Halloween, pero nos falta algo. Se trata del símbolo por excelencia de esta celebración. Una calabaza. Hacerla es más fácil de lo que pensamos.

Pero antes de ponernos manos a la obra, vamos a explicar brevemente el significado de la calabaza. La noche de Halloween es una noche de tinieblas, por lo tanto, mientras los niños van visitando las distintas casas deben de alumbrar su camino y evitar perderse en la nada, y lo hacen con una calabaza en cuyo interior hay una vela encendida. Y ahora, ¡a trabajar!

Primeramente, elegimos una calabaza de tamaño asequible al portador de la misma y que no esté muy madura para que dure mucho más tiempo sin echarse a perder. A continuación recortamos la parte superior de la calabaza y la reservamos para usarla después como tapadera.

Antes de comenzar a vaciarla, debemos insistir en ir con cuidado de no cortarnos, ya que la calabaza posee una cáscara y una pulpa dura. Ahora, comenzamos a ahuecar la calabaza con la ayuda de diferentes herramientas según la dureza de la carne. Al principio, una persona adulta comenzará a despejar con un cuchillo las zonas más difíciles. Conforme vamos llegando al centro, los niños ya pueden empezar a trabajar con una cuchara.

Una vez vaciada la calabaza a conciencia, nos queda por un lado la carcasa, y por otro mucha carne. Como es evidente, la carne podemos aprovecharla para hacer una crema, una tarta o cualquier receta que se os ocurra. Todo, menos tirarla a la basura.

Llega la hora de ponerle una pavorosa cara a la calabaza. Coge un cuchillo y vamos cortando con cuidado unos ojos afilados, la nariz y una boca que simule tener una dentadura horrible.

Finalmente introducimos en el interior de la calabaza una vela no demasiado alta para evitar que queme la tapa. Otra opción más segura es colocar una linterna apuntando hacia arriba. Después colocamos nuevamente la parte superior de la calabaza.

Ya tenemos nuestra calabaza para decorar la casa, para colocarla en la puerta o para pasearnos en la oscuridad.

Si queréis saber más sobre el orígen de la calabaza, os remito a la web Halloween.com. ¡Os advierto de ante mano que no hay que hacer pactos con el diablo!

Vía: Dibujosparapintar
Imagen: Starmedia

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *