Helado de leche condensada, simpática presentación

Tan fresquitos como estos simpáticos muñecos de nieve nos quedaremos cuando nos tomemos un vasito de este helado de leche condensada. En lugar de hacer la clásica copa de bolas, ¿por qué no crear figuras divertidas dándole formas al helado y añadiéndole decoración comestible? Eso hemos hecho para hacer estos muñequitos, para los que puedes usar barquillos, perlitas de chocolate, golosinas… ¡Venga, que estamos deseando ver vuestros muñecos!

Ingredientes (4): 500 ml. de leche condensada, 250 ml. de agua, 3 cucharadas de azúcar, 3 yemas de huevo, 250 ml de nata para montar

Preparación: Comenzamos poniendo al fuego la leche condensada con el agua hasta que alcance el punto de ebullición.

Por otro lado, batimos las yemas con el azúcar hasta que estén montadas, blanqueadas y espesas. Entonces, añadimos poco a poco la leche caliente batiendo continuamente. Llevamos esta crema a fuego muy suave y sin dejar de remover hasta que espese, pero sin que llegue a hervir. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Montamos la nata y la incorporamos a la crema de leche en frío con ayuda de las varillas mediante movimientos envolventes. Congelamos el helado y removemos cada hora para que resulte más cremoso.

Imagen: Fiestasycumples

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

2 comentarios

  1.   Gali Caro dijo

    Se ve super rico… MMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm

    1.    Recetin.com dijo

      jejejeje a salibar :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *