Helado de queso con kiwi, contraste de sabores

Este postre, además de rico en proteínas y vitaminas, es especial gracias a su contraste de sabores. El queso blanco helado, suave y cremoso, contrasta con el sabor ácido y ligeramente dulce del kiwi, que aparece en el postre en forma de mermelada.

Ingredientes: 600 gramos de queso blanco para untar, 150 gramos de nata líquida, 100 gramos de azúcar, 5 kiwis, 3 cucharadas de azúcar

Preparación: Mezclamos el queso blanco, la nata a medio montar y el azúcar hasta formar una crema homogénea. Cogemos moldes desmontables y los forramos con papel de hornear. Vertemos en ellos la crema de queso y lo ponemos en el congelador durante 4 horas. Las primeras dos horas, iremos sacando el helado dos veces y lo removeremos con las varillas. Para hacer la salsa de kiwis, cortamos tres kiwis a pedacitos y los otros dos los trituramos y le añadimos las cucharadas de azúcar para reducir un poco esta salsa a fuego lento. Dejamos enfriar y la juntamos a los trocitos de kiwi. Servimos el helado con el kiwi.

Imagen: Casaclubtv

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *