Helado de té, ¿lo aromatizas?

Más allá de las propiedades antioxidantes y depurativas del té, son muchos los niños que disfrutan con una buena bebida fría a base de té al limón o al melocotón. ¿Qué tal si lo cambiamos por un helado?

Nosotros os vamos a enseñar la receta con infusión de té natural. El aroma elegido lo dejamos a vuestra elección. Podéis añadir piel de naranja o limón, hojas de menta, almíbar o mermelada de melocotón, frutos rojos secos, pétalos de flores, miel, vainilla, azahar, etc…

Ingredientes: 350 ml. de infusión de té verde, 4 hojas de gelatina, 1 vaso de agua, 2 yemas de huevo, 1 clara de huevo, 200 gramos de mascarpone, 50 gramos de azúcar

Preparación: Mezclamos la infusión de té fría y aromatizada junto a la gelatina remojada en agua fría, el agua y las yemas batidas. Mezclamos bien y añadimos el queso y el azúcar. Batimos las claras a punto nieve bien firme y las incorporamos poco a poco a la preparación de té mezclando con las varillas o una espátula. Vertemos en un recipiente y dejamos en el congelador durante 20 minutos. Sacamos del congelador y removemos para que no se cristalice y quede un helado más cremoso. Introducimos nuevamente en el congelador otra hora. Removemos de nuevo y dejamos otra vez en el congelador hasta que se haga el helado.

Imagen: Cocina ligera

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *