Helado frito, ¡que no se derrite!

Seguro que aunque hayas pedido este postre más de una vez en los restaurantes chinos te sigues sorprendiendo de cómo puede ser que un helado frito en aceite caliente no se derrita. Vamos a salir de dudas aprendiendo el secreto de este postre con tantos contrastes tanto en texturas como en temperaturas.

Ingredientes: Helado al gusto, 2 huevos, 1 chorrito de agua bien fría, 1 poco de levadura, 2 cucharadas de harina de arroz, 2 cucharadas de harina de trigo

Preparación: Primero hacemos bolas por separado con el helado del sabor que más guste a los niños y las congelamos. Mientras tanto hacemos una mezcla con las harinas, uno de los huevos, el agua y la levadur. Batimos bien con la batidora para que nos quede una masa bien espesa. La metemos un rato en el frigo. Ahora batimos el otro huevo a parte. Sacamos una por una las bolas del congelador y la bañamos rápidamente en huevo con ayuda de un tenedor frío. La pasamos también por la masa de rebozar y la freímos en aceite de oliva muy caliente para que el rebozado se dore en poco tiempo. Servimos rápidamente acompañando con nata montada, mermelada, fruta…

Imagen: Nestleprofessional

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *