Hojaldres de manzana y queso de cabra

Un aperitivo o entrante no muy difícil de preparar y con pocos ingredientes. Así son estos pasteles salados de manzana y queso de cabra. La cocción lenta en el horno hace que el relleno de los hojaldres sea jugoso y que los sabores agridulces de la manzana y el queso se potencien. Para hacer la receta más completa no estaría mal añadir un poco de foie o paté o incluso un poco de carne de pollo en taquitos.

Ingredientes para 4 unidades: 1 lámina de hojaldre fresco o congelado, 1-2 manzanas ácidas (Granny Smith), 4 rodajas de queso de cabra en rulo, 2 cucharadas de miel, pimienta y sal

Preparación: Cogemos la masa de hojaldre y la cortamos en 4 cuadrados, los disponemos sobre una bandeja de horno forrada con papel antiadherente, pinchamos la parte del centro con un tenedor y los untamos con una fina capa de miel.

Lavamos la manzana y la cortamos en rodajas muy finas. Ponemos 3 o 4 láminas en el centro de cada rectángulo de hojaldre, salpimentamos ligeramente y horneamos en horno precalentado a 200 grados durante 20 minutos o hasta que veamos que el hojaldre y la manzana están dorados.

Pasado el tiempo, ponemos una rodaja de queso sobre cada pastelito y completamos el horneado durante unos 5 minutos. Podemos regar con un poco más de miel antes de servir.

Imagen: Pourfemme

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Un comentario

  1.   AnaM dijo

    que buena pinta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *