Huevos cocidos especial Halloween

Ingredientes

  • huevos
  • atún en conserva
  • mayonesa
  • ketchup
  • aceitunas negras
  • aceitunas rellenas
  • pimiento rojo en conserva
  • remolacha, col lombarda o arándanos congelados

Te proponemos cuatro recetas divertidas con huevos duros para servirlos como entrante frío en la noche de Halloween. El sabor es muy importante, por eso os orientaremos en los ingredientes. Pero en este tipo de platos para fiestas infantiles lo que más interesa es la presentación. ¡Peques, a la cocina!

Preparación

  1. Para los huevos que van rellenos: Ponemos los huevos enteros en una cacerola con agua fría y los ponemos a hervir durante 10-15 minutos hasta que estén duros. Los lavamos con agua fría y los dejamos enfriar. Después los pelamos y los cortamos por la mitad.
  2. Retiramos cuidadosamente las yemas y las aplastamos en un plato con un tenedor.
  3. Desmenuzamos el atún. Mezclamos en un bol el atún y las yemas. Agregamos mayonesa y/o ketchup para conseguir una pasta cremosa.
  4. Rellenamos las claras vací­as con la preparación anterior. Decoramos con las aceitunas partidas en forma de araña como vemos en la foto o, en su caso, simulando los ojos del demonio. El pimiento rojo nos sirve para crear los cuernos.
  5. Nos ponemos con los huevos enteros. Para conseguir los fantasmitas, cocemos los huevos como indicamos en el paso 1. Una vez fríos y pelados, les hacemos unas incisiones en el sitio de los ojos, nariz y/o boca, cuidadosamente y con un cuchillo pequeño de punta afilada. Evidentemente, el tamaño de ese hueco debe ser acorde al ingrediente que vayamos a utilizar (aceituna entera rellena o partida)
  6. Y por último, los huevos con tela de araña. Para manchar el agua podemos utilizar arándanos congelados o remolacha. Primero comenzamos a hervir los huevos como de costumbre, pero con el “ingrediente de color” en el agua. Cuando haya pasado la mayoría del tiempo de cocción, retiramos los huevos del agua y los agrietamos cuidadosamente golpeando la cáscara con una cuchara y, seguidamente, los devolvermos al agua coloreada, ya sin hervir. Los dejamos en remojo hasta que se enfríen antes de pelarlos.
Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

3 comentarios

  1.   soy_may dijo

    y cómo se hacen los de la segunda foto?? los que parece que están podridos….

    1.    Alberto dijo

      Hola. Los tienes en el paso 6 :)

    2.    Alberto Rubio dijo

      En el procedimiento 6 ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *