Ketchup casero, sin conservantes ni colorantes

Con recetas caseras como la de este sabroso ketchup no tenemos que preocuparnos por el consumo por parte de nuestros niños de colorantes, conservantes y otros aditivos de uso industrial. Aunque parezca lo contrario, el ketchup es una de las salsas con menos calorías, ya que está compuesta en su mayoría por tomate, y lleva poco aceite. Lo que sí hay que mirar un poco más es con qué lo comemos. Hamburguesas y patatas fritas no son platos de los que hay que abusar.

Con los siguientes ingredientes tenemos como para medio litro de ketchup: Un kilo de tomates de pera maduros, una cebolla, un trozo de pimiento rojo, un diente de ajo, 50 gramos azúcar moreno, 70 cc. vinagre de vino blanco o de manzana, media cucharadita de sal fina, media cucharadita de pimentón dulce, media cucharadita de mostaza en polvo, una pizca de canela molida, una pizca de pimienta molida, una pizca de clavo molido, aceite de oliva.

Preparación: Si queremos conservar el ketchup, debemos esterilizar unos frascos herméticos que tengas a mano, como botes de mermelada vacíos. Para ello ponemos los botes en una cacerola cubiertos de agua y llevar a ebullición unos minutos. Escurrimos y dejamos secar.

Lavamos los tomates y el pimiento. Cortamos en trozos grandes los tomates y colocamos en un cazo grande antiadherente. Añadimos el pimiento en trozos, sin semillas, la cebolla en trozos y el diente de ajo pelado. Cocemos a fuego lento durante una hora con un poco de aceite hasta que todo quede muy tierno.

Trituramos el sofrito con la batidora hasta que quede muy fino y pasamos por un colador fino si queremos asegurarnos que nos quedará una salsa fina. Añadimos ahora las especias, el azúcar y el vinagre. Acabamos la cocción con otra hora a fuego lento, removiendo con frecuencia hasta que quede un puré espeso. Pasa directamente a los frascos esterilizados, dejamos enfriar y tapamos bien.

Imagen: Tinypic, Lavozdeutrera

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *