La obesidad infantil aumenta por una mala alimentación y vida sedentaria

La obesidad infantil ha aumentado en nuestro país afectando a 1 de cada 3 niños. La causa de este incremento, está ligado al aumento del sedentarismo unido a un desequilibrio energético provocado por una ingesta mayor de calorías de la que gastan los niños.

La vida sedentaria y una mala alimentación, son los factores claves para que este problema aumente y las cifras sean cada vez mayores. Los hábitos diarios que los niños tienen hoy en día no les ayudan a evitar ese sedentarismo, ya que pasan muchas horas delante de la televisión o de los videojuegos.

Además de la práctica de ejercicio, una dieta equilibrada es fundamental para acabar con este problema. Por eso, padres y colegios deben unirse en este punto para que los niños no sufran ningún tipo de desequilibrio en su alimentación diaria. Para que el organismo funcione, necesita una ingesta de alimentos limitada según las exigencias de cada organismo.

No existen alimentos buenos o malos si sabemos incluirles adecuadamente en su alimentación. Las causantes de la obesidad infantil son las dietas de valor calórico superiores a las necesidades del niño, por eso es importante mantener su equilibrio energético.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *