Lágrimas de pollo

Lo primero que debemos hacer es salpimentar los trocitos de pechuga de pollo.
Preparamos dos platos, en uno de ellos batiremos los dos huevos y en el otro pondremos el pan rallado.
Pasamos cada una de las pechuguitas primero por el huevo y después por el pan rallado.
En una sartén echamos aceite de oliva, el suficiente como para freir y vamos añadiendo las pechuguitas.
Una vez fritas las servimos en una bandeja y las rociamos con zumo de limón

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *