Lagrimitas de pollo, ¿con patatas o con ensalada?

Tiernas y crujientes, las lagrimitas de pollo son un rico bocado para los pequeños de la casa. Ideales también para servirlas en una fiesta infantil, puesto que los niños pueden cogerlas con las manos y mojarlas en su salsa o dip preferido. Para darles más sabor, una opción es marinar el pollo con vino, cerveza o especias. Además, podríamos especiar el pan rallado.

Ingredientes (4): 4 filetes de pechuga de pollo, 1 limón, 2 dientes de ajo (opcional), huevo batido, pan rallado, pimienta blanca, aceite de oliva y sal

Preparación: Comenzamos cortando el pollo en tiras del tamaño de un dedo más o menos. Las salpimentamos y las aliñamos con el zumo de limón y los dientes de ajo picaditos. Las dejamos marinar en la nevera una media hora. El ajo podemos añadirlo al pan rallado en lugar de a la carne.

Rallamos la piel del limón y la mezclamos con el pan rallado. Lo movemos con los dedos para soltarlo y que se impregne del aroma del limón. Escurrimos bien las lagrimitas de pollo y las pasamos por huevo, escurrimos, y emborrizamos en una fina capa de pan rallado. Agitamos un poco sobre un colador para eliminar el exceso de pan.

Freímos las lagrimitas poco a poco en aceite caliente para que queden bien doraditas y sueltas. Las escurrimos sobre papel de cocina antes de servirlas.

Imagen: Waltonhouse

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *