Lahmacun, la “pizza” turca

Los que soléis ir a los KEBAB tal vez hayáis probado la famosa pizza turca pero quizás os suene a chino (¿o a turco/árabe?) si aparece en el menú como lahmacun.

Diferente a la clássica pizza, el lahmacun es un pan delgado y redondo que se hornea con una capa de carne picada (generalmente de cordero), salsa de tomate y especias. De ahí el significado de su nombre, “carne sobre pasta”. Suele venderse en los restaurantes de comida rápida y servirse enrollado, para facilitar el que sea comido en la calle.

Ingredientes para la masa: 450 gr. de harina, 1 cucharadita de sal, 20 gr. de levadura fresca, 250 gr. de agua templada. (Podemos usar las tortillas de trigo) Para el relleno necesitamos: 4 cebollas, 2 tomates frescos, 250 gramos de carne picada de cordero (o ternera), 1 guindilla o chile fresco, perejil y/o cilantro fresco, comino, pimienta negra molida, pimentón (dulce y/o picante), aceite de oliva, limón

Preparación: Para preparar la masa mezclamos la harina tamizada con la sal y la levadura. Mezclamos con la mitad del agua y dejamos reposar en un sitio templado y tapado con un paño durante 15 minutos, hasta que en la superficie aparezcan grietas. Después mezclamos con el resto del agua y amasamos hasta obtener una masa elástica y que no se pegue. Dejamos reposar de nuevo unos 30 minutos hasta que la masa duplique su volumen.

Calentar el horno a 275 grados y sembrar la bandeja del horno con la harina de maíz. Mientras tanto hacemos el relleno pelando y picando finamente las cebollas (reservamos una, también picada) Los tomates, los pelamos, los cortamos en daditos y desechamos sus semillas. Cortamos a rodajitas las guindillas, retirándoles las semillas interiores. Mezclamos las hortalizas con la carne picada, un poco de aceite y las especias al gusto.

Aparte mezclamos la cebolla reservada, unas gotas de zumo de limón y el perejil y/o cilantro fresco picado.

Retomamos la preparación de la masa. Volvemos a amasarla y la dividimos en unas 6 partes, formando una especie de tortillas. Las colocamos en una bandeja de horno cubierta con papel especial. Sobre cada una añadimos el relleno bien extendido. Horneamos a 250 grados durante unos 10 o 15 minutos. Fuera del horno, añadimos el picadillo de perejil, cilantro y cebolla y enrollamos el lahmacun antes de servir.

Imagen: Yemekustasi

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *