Las frutas del verano (II): El melón

Siempre comparamos al melón con la sandía para decir cuál nos gusta más. A nosotros nos gustan ambos por igual. Son igual de dulces, jugosos y refrescantes. Este post, se lo dedicamos al melón.

El melón es una fruta que posee variedades distintas por su tamaño, forma, sabor y color. Su cultivo por nuestro país se reparte entre las provincias de Almería, Valencia, Castellón, Cuenca, Ciudad Real y Madrid. ¿Cuál os gusta más? Repasémoslas.

El Tendral o melón de invierno es ese melón con forma ligeramente ovalada, bastante pesado, con corteza rugosa y gruesa de color verde oscuro. La pulpa es blanca, poco sabrosa y recuerda al sabor del pepino cuando el melón está verde.

Los Honey Dew, también de forma ovalada, tienen la corteza amarilla, lisa y suave. La pulpa es muy jugosa, azucarada y crujiente, también es de un color amarillo pálido.

La variedad Galia se distingue por su forma esférica. La corteza es de un color que va del verde claro al amarillo intenso en la madurez, y presenta muchas rugosidades. Su pulpa es blanca verdosa y muy aromática. Generalmente este es el tipo de melón que se usa para hacer helados por su potente sabor.

El Cantalupo, de forma redondeada, su piel es amarilla y fina, con rayas longitudinales. Es característico el color anaranjado de su carne y su particular aroma.

Es durante los meses de verano, desde julio hasta septiembre, cuando se cosechan los melones cultivados al aire libre, cuidando que el fruto esté completamente maduro y haya desarrollado el sabor y aroma dulce tan particular.

¿Cómo elegimos un buen melon? Debemos comprar melones que sean duros y sin marcas, y si presentan rugosidades que tengan una trama regular. Cuando están maduros tienen un olor dulce y delicado muy característico. Para saber si un melón está maduro, hay que tomarlo entre las manos con firmeza. Si al presionar suavemente la base, el lado opuesto a la mata, cede un poco, significa que está bien maduro. Los ejemplares que están pasados pueden estar pegajosos al tocarlos. Sial sacudir ligeramente el melón se oye líquido, significa que está demasiado maduro.

El 80% de la composición de esta fruta es agua, y aporta escasas calorías, aunque muchos pensemos lo contrario por su sabor dulce.Los minerales que aporta en mayor cantidad son el potasio y el sodio. Entre las vitaminas, el melón contiene C y beta-caroteno, que se convierte en vitamina A.

Imagen: Vanitatis, Lallavoreta

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *