Las frutas del verano (III): La sandía

Una buen trozo de sandía, bien fresquita, roja y sabrosa, es una de las mejores formas de refrescarse en el verano. Hay niños a los que les encanta, a pesar de sus incómodas pipas. Hoy día esto ya no es excusa para no comer sandía, ya que las hay sin semillas.

Curiosamente, la sandía es uno de los mayores frutos que se pueden cosechar con mayor tamaño. Pueden tener hasta 30 centímetros de diámetro, y aunque pueden alcanzar un peso de hasta 15 ó 20 kilogramos, las destinadas al comercio suelen pesar entre 3 y 8 kilos. Cada vez se está trabajando más en la disminuición del tamaño de la sandía para adaptarla a los nuevos hogares, con menor número de miembros. ¡Igual pasa con la forma, pues las hay cuadradas!

Las sandías cultivadas al aire libre florecen entre finales de primavera y principios de verano, por lo que los frutos están en su punto óptimo a lo largo de todo el verano y principios del otoño.

Entre las variedades, pueden variar por el color de la corteza, que puede variar entre verde oscuro, verde claro o amarillo, a veces con líneas o motas. La pulpa generalmente es rojiza o rosada, aunque existen variedades con pulpa de color amarillo intenso e incluso anaranjado. Las semillas son negras, marrones o blancas.

Sabemos si una sandía está madura si la mancha de la cáscara que ha estado en contacto con el suelo es de color amarillo cremoso. Una mancha blanca o verdosa indica que se recogió antes de tiempo y resultará insípida. El truco para elegir una sandía madura es que al darle golpes con los dedos o las palmas de las manos suene a hueco.

La sandía es la fruta que más cantidad de agua contiene (un 93% más o menos), por lo que su valor calórico es muy bajo. Por este motivo, los niveles de vitaminas y sales minerales no son muy importantes, siendo el potasio y el magnesio los que más destacan.

Imagen: Eduardopizarro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.