Lasaña fría de pollo y queso

Si nos apetece un plato con fundamento pero frío, esta lasaña puede ser un plato recurrente y completo para este verano sin recurrir (aunque también hay que hacerlo) a las ensaladas o gazpachos. El cremoso relleno de esta lasaña es fácil de hacer y muy sabroso, además puedes aprovechar algunos restos de pollo cocido o asado para prepararlo.

Ingredientes: 5 láminas de lasaña grandes, queso blanco para untar o requesón, parmesano rallado, mayonesa, pollo hervido o a la plancha, cebollino (u otra hierba), pepinillos (o cebollitas, aceitunas…), salsa de tomate frito, pimienta, aceite y sal

Preparación: No hemos especificado cantidades para el relleno para que los combinéis en la proporción que mejor os parezca, según deis importancia al pollo o al queso.

Una vez que tengamos el pollo bien picadito, lo mezclamos con el queso blanco, un poco de parmesano rallado, mayonesa y aliñamos con el cebollino, los pepinillos, pimienta, sal y un poco de aceite.

Ponemos las placas de lasaña hervidas sobre un paño y comenzamos a montar la lasaña en un molde con una primera capa de pasta. Le superponemos una capa de relleno extendida con una cuchara, esparcimos tomate frito y tapamos con más lasaña. Repetimos esta operación hasta terminar con pasta. Decoramos con salsa de tomate y mayonesa.

Imagen: Familyrecipes

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *