Lego de sandía y a comer fruta


¿Quién dijo que comer fruta no fuese divertido? Pues ahora que estamos en plena temporada de sandías y melones, vamos a transformar una simple tajada en piezas de un lego. Claro que, y quien dice sandía dice melón o una combinación de frutas que se presten a darles forma. El caso es que sea divertido y que los peques (y mayores) coman fruta. Fribra, vitaminas y agua por un tubo sin que se den cuenta que comen fruta ¿Le damos otra forma?

Necesitamos (para 4-6 piezas de lego):

2 tajadas de sandía medianas (sin pipas, cortadas gruesas)

palitos de piruleta o de pinchitos (cortados un poco)

Un descorazonador de manzana

Cómo se hace

1. corta unas tajadas gruesas de saldía y quítales todas las pipas.

2. haz unos rectángulos con un cuchillo, haciendo cortes limpios.

3. Con un descorazonador de manzanas, saca unos cilindros de la sandía y córtalos en dos cilindros menores, colocándolos encima de los rectángulos.

4. Atraviesa las piezas del lego con los palitos en plan brochetita y ¡listo para comer!

Imagen y adaptación: familykitchen

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *