Lomos de merluza a la villeroi, ¡qué suaves!

Estos lomos de merluza rebozados son una adaptación de la famosa receta de las pechugas de pollo a la villeroy. Es un plato muy nutritivo y completo, ya que además de pescado contiene leche, queso y huevo. Y de paso es una atractiva y divertida manera de hacer que los más pequeños de la casa consuman pescado. El crujiente del rebozado y la cremosidad y suavidad de la bechamel y el pescado blanco les encantará.

Cualquier otro pescado blanco diferente a la merluza irá igualmente bien para esta receta. Puedes usar rosada, merluza, rape, etc. Eso sí, conviene que el pescado tenga una textura consistente para que aguante bien la cocción y no se desmenuce.

Ingredientes: 4 filetes de merluza, una hoja de laurel, , pimienta negra en grano, aceite de oliva, 80 gr. de mantequilla, 80 gr. de harina, media cebolla, 1 litro de leche, 2 huevos, pan rallado, sal y pimienta blanca molida, caldo de pescado.

Preparación: Ponemos los filetes de merluza en una cazuela con agua, una hoja de laurel, los granos de pimienta, sal y un poco de caldo de pescado. Cocemos el pescado a fuego lento durante pocos minutos y lo sacamos cuando esté listo. Lo dejamos enfriar sobre papel de cocina para que se absorba el exceso de agua de la cocción.

Elaboramos una bechamel picando la media cebolla en daditos muy pequeños y la pochamos en una cazuela con la mantequilla y una pizca de sal. Una vez pochada, agregamos la harina y la rehogamos hasta que quede bien disuelta y sin grumos. Ponemos entonces la leche, previamente calentada, poco a poco y sin parar de remover con una varilla. Rectificamos de sal y pimienta.

Una vez tengamos la bechamel con el espesor adecuado, la retiramos del fuego.
En una bandeja, extendemos cuatro montones de salsa bechamel. Sobre cada uno de éstos colocamos un filete de merluza. Cubrimos ahora cada filete con más salsa bechamel. Dejamos reposar para que la bechamel se enfríe y coja consistencia.

Cuando tengamos la masa enfriada, sellamos bien los bordes con las manos para que no sobresalga el pescado y pasamos por harina, huevo batido y pan rallado. Freímos en abundante aceite caliente y, una vez el frito haya adquirido un bonito color dorado, escurrimos y coloca sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Imagen: Tusrecetastv

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *