Madeira cake con naranja caramelizada

Madeira cake con naranja caramelizada

Este bizcocho sin levadura es una receta clásica inglesa con toques cítricos; no es originario de islas Madeira sino de Inglaterra, y deriva de la costumbre de tomar un vaso de vino de Madeira acompañando al pastel. Una tarta ideal para una merienda de domingo y degustar acompañada de una taza de té a la inglesa o, para los más osados, una copita de vino dulce.

Ingredientes: 1 naranja (o un limón, según gustos), la piel de una naranja (o limón)rallada (sólo la parte coloreada), 275 g de azúcar, 225 g de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente), 4 huevos, 250 g de harina.

Preparación: precalentar el horno a 150º C. Engrasamos un molde rectangular con mantequilla y espolvorear con harina. Cortamos la naranja en rodajas lo más finas posible, las colocamos en una sartén, las cubrimos de agua y la llevamos a ebullición. Hervimos durante un minuto y las escurrimos y enfriamos bajo el grifo. En un cazo, ponemos 50 g de azúcar y 35 ml de agua, moviendo para disolver. Poco a poco, llevamos a ebullición. Incorporamos la naranja y dejamos cocer durante 5 minutos o hasta que esté translúcida. Sacar del almíbar con un tenedor y colocamos las tiras sobre papel vegetal. Reservar.

Por otro lado, mezclamos la mantequilla, el azúcar restante y la piel de naranja rallada, añadimos los huevos uno a uno sin dejar de mezclar. Tamizamos la harina y la incorporamos a la mezcla anterior hasta que quede incorporada y resulte una masa homogénea.

Vertemos la masa en el recipiente y alisamos la superficie con ayuda de una espátula o del dorso de una cuchara. Después colocamos las rodajas de naranja caramelizada por encima de manera homogénea y horneamos durante 1 h 15 min o hasta que al introducir un palillo en el centro salga limpio. Dejar enfriar el bizcocho sobre una rejilla.

Imagen: mindfood

Otras recetas interesantes