Magro con tomate

Ingredientes

  • 500 g de magro de cerdo troceado
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla mediana
  • 1 pimiento verde italiano
  • 1 tira de pimiento rojo morrón (50 g aprox)
  • 1 chorro de aceite
  • 1 lata de tomate triturado (400 g aprox)
  • 100 g de agua
  • ½ cucharadita de azúcar
  • ½ cucharadita de orégano
  • Sal y pimienta

El magro con tomate es, dentro de las recetas de carne, una de las que más nos gusta en casa. Es muy fácil de hacer y la carne queda tierna y jugosa.

El magro es una carne que se caracteriza por la ausencia de grasa, así que cuando vayas a comprarla dile a tu carnicero que es para guisar y que sea una pieza tierna. Así te asegurarás un buen resultado.

En esta receta yo suelo utilizar tomate triturado de lata aunque también se pueden utilizar los tomates naturales. Tendrán que estar pelados y sin semillas para que quede una salsa suave.

Lo mejor de todo es que se puede congelar o preparar con antelación y así

Preparación

Antes de empezar con la receta tenemos que adobar la carne, lo haremos con sal, pimienta y los ajos pelados y cortados en finas láminas. Rememos bien para que toda la carne quede impregnada. Podemos añadir un poquito más de pimienta si vemos que nos hemos quedado cortos. Dejamos reposar unos minutos mientras preparamos el resto de los ingredientes.

Pelamos y picamos la cebolla. Lavamos bien los pimientos, les retiramos las semillas y los picamos en cuadraditos.

En una olla doramos el magro con el aceite caliente procurando que queden todos los trocitos bien sellados. Retiramos y reservamos.

En el aceite de dorar la carne ponemos la cebolla y los pimientos troceados. Añadimos un pellizco de sal y los dejamos pochando hasta que se hayan rendido. Esto nos llevará unos 7 minutos, a fuego medio.

A continuación, añadimos los trocitos de magro. Removemos bien para juntar todos los ingredientes y añadimos el tomate triturado y el agua. Añadiremos el azúcar para contrarrestar la acidez de los tomates y aromatizaremos con orégano. Y lo dejaremos cocer a temperatura media-baja. Podemos poner la tapa ligeramente inclinada para que el vapor vaya saliendo poco a poco. Lo dejaremos entre 45 y 50 minutos, vigilando y removiendo de vez en cuando para evitar que la salsa se pegue.

Podemos servir nuestro magro con cualquier tipo de cereal o con un puré de patatas.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *