Mantequilla casera, pasatiempo para las vacaciones

En estos días en los que los niños tienen demasiado tiempo libre, tenemos que procurar entretenerlos con actividades didácticas. La cocina es una de ellas, un laboratorio doméstico en el que se aprenden cosas sorprendentes. Cómo por ejemplo a hacer mantequilla.

¿Acaso la mantequilla nace directamente de la vaca? No, la mantequilla es el resultado de la separación de la grasa del resto de componentes de la nata por un proceso continuo de batido. Ya que sabemos esto, nos ponemos manos a la obra con los niños. Veréis como al probar esta receta casera os saltáis de vez en cuando el estante del supermercado de la mantequilla.

Ingredientes para 200 gr. de mantequilla: 500 ml. de nata para montar (38 % materia grasa), sal

Preparación: Antes de nada tenemos que tener la nata bien fría. Incluso os recomendamos meterla en el congelador una media hora antes de proceder a montarla. En un bol o cuenco hondo, comenzamos a montar la nata con un poco de sal con ayuda de las varillas eléctricas. Conforme aumenta el tiempo de batido, la nata empieza a volverse más densa, tanto que se montará y posteriormente se va ‘cortando’. La grasa se va uniendo en copos y el suero se queda en el fondo.

Esas bolitas de grasa son ya la mantequilla. Vamos entonces cogíendolas con las manos, las vamos amasando y escurriendo de suero hasta formar una bola. Pasamos la mantequilla a otro recipiente con agua fría para lavarla y retirar el suero que haya podido quedar. Entonces ya la tenemos lista para guardarla en un recipiente y darle una forma bonita. Debemos conservarla en la nevera.

Imagen: Photobucket

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *