Manzanas asadas, un postre perfecto

Ingredientes

  • 6 manzanas
  • azúcar
  • mantequilla
  • un vaso de vino dulce

Recuerdo los tiempos en los que toda la familia celebrábamos la Navidad en casa de mi abuela, y especialmente el momento en el que aparecía por la puerta con el postre: una enorme bandeja de manzanas asadas, un delicioso plato, ideal para cualquier época del año, pero que, al menos en mi recuerdo se perfila como típico de estas fechas.

Realizar unas sabrosas manzanas asadas es una tarea de los más sencillo y el resultado es espectacular. Además de barata, es una excelente manera de que los niños coman fruta de forma distinta, pues este postre está entendido por los más pequeños prácticamente como una golosina.

Primero quitaremos el corazón de las manzanas con un cuchillo o ayudándonos de un descorazonador, pero tratando de no llegar al fondo para no perforarlas del todo. Conviene, con la punta de un cuchillo, hacer una pequeña incisión alrededor de la manzana hacia el centro para que no se revienten al hornearlas.

Las colocaremos entonces sobre una fuente de horno rociaremos con un chorrito de vino dulce y pondremos en el agujero una bolita de mantequilla. En este punto espolvorearemos con azúcar al gusto y meteremos en el horno a 180º durante media hora. Se sirven a temperatura ambiente y pueden acompañarse de una bola de helado. Recuerdo que mi abuela les daba un toque especial, incluyendo en cada manzana una rama de canela, pero esto es opcional.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Un comentario

  1.   sara dijo

    qué le has puesto a la manzana de la foto en la parte superior, queda genial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *