Mariscos, pato y profiteroles: un menú de alto nivel

Si decidimos olvidarnos por unos días de la crisis y hacer un menú no demasiado económico precisamente, éste que te proponemos es el ideal para los niños. De primero, un timbal de mariscos desmenuzados, ternitos y con una exquisita salsa. A continuación serviremos unos confits de pato, muslitos crujientes de carne limpia, blandita y sabrosa. Y de postre, unos profiteroles rellenos de trufa.

Para hacer el timbal de mariscos vamos a preparar los mariscos que elijamos (bogavante, centollo, cangrejo, langostinos, gambas, pulpo, etc) limpiándolos y dejando su carne desmenuzada. Picamos una manzana ácida verde y unos pocos rabanitos dulces y los unimos junto al marisco. Mezclamos todo con un poco de mostaza, una cucharada de mermelada de piña y salsa rosa. Servimos ayudándonos de un aro de emplatar o un vaso para formar el timbal.

El confit de pato si lo compramos ya hecho es más cómodo y económico. Para prepararlo basta con hornearlos unos 15 minutos habiendo retirado gran parte de la grasa que traen en el envase. Como guarnición, podemos poner unas patitas fritas o asadas y alguna salsa de frutos secos.

Para preparar los profiteroles podemos comprarlos ya hechos y abrirlos y rellenarlos. Si preferís hacerlos por nuestra cuenta, miraos este post de Recetín sobre cómo hacer los profiteroles. Para preparar la crema de trufa, fundimos al baño maría una docena de trufas o una tableta de turrón de trufa y cuando se esté enfriando lo mezclamos con nata montada. Servimos los profiteroles con sirope de chocolate o caramelo.

Imágenes: Musicayvino, Sobrefrancia, Blogspot

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *