Medias noches, ¿sólo para los cumpleaños?

Las medias noches han sido el bocado estrella de los cumpleaños infantiles. Pero su sabor dulzón y su textura tierna y esponjosa prometen para hacer con ellas más platos y aperitivos. Tostadas están riquísimas por lo que nos pueden salir excelentes tostas calientes.

Hablando ya de repostería, las medias noches son útiles para hacer PUDDINGS, tartas abizcochadas o TORRIJAS.

¿Algo diferente? Puedes añadirles en la superficie un poco de azúcar, sal gorda o semillas como las de ajonjolí o AMAPOLA.

Ingredientes: 500 gr. de harina de fuerza o de panadería, 250 ml. de leche, 125 grs. de mantequilla, 50 gr. de azúcar, 20 gr. de levadura fresca, huevo batido y una pizca de sal.

Preparación: Templamos en un cazo la leche junto con la mantequilla, la sal y el azúcar y mezclamos bien. A continuación disolvemos la levadura en este preparado tibio ya fuera del fuego. Incorporamos poco a poco la harina según se va integrando en la masa. Cuando tengamos toda la harina incorporada y mezclada en la masa, dejamos reposar una media hora tapada con un paño hasta que doble su volumen.

Ahora vamos formando las medias noches con la masa y las ponemos en una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Pincelamos los bollitos con el huevo batido y los horneamos unos 10-15 minutos en horno precalentado a unos 190 grados hasta que se doren y la superficie, gracias al huevo, brille.

Imagen: Lacucharadasopera

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *